20 dic. 2011

Soñando como niños

Queridos Reyes Magos:                                                                  ES HORA DE SOÑAR


Es hora de soñar por Navidad, de sentirte como un niño escribiendo la carta a los Reyes, de buscar las palabras perfectas que digan por mi lo que no digo el resto del año. Porque no son solo palabras, no son solo regalos, son instrumentos para gritarle al mundo QUIEN eres, COMO eres y que estas AQUI para dar guerra!!

 Porque mostrarte a los demás es la mejor forma para conocerte a ti mismo

¿Con qué soñáis vosotros? Yo sueño con...


Peace para vivir, para poder seguir adelante, para descubrir quien soy y lo que realmente quiero. Paz para no dejar que las ilusiones me engañen, que los demás me muestren "mi camino" cuando no es lo que realmente quieren mis pies. Paz para volar



Morenas que quieren ser rubias. Rubias que quieren ser morenas. Pero todas sueñan con el pelirrojo. 
Decoraciones navideñas que trepan hasta lo más alto de mi para hacer acampada en entre mi pelo.


Piel artificial. Piel de seducción.


Que lo más increíble se esconde en lo más pequeño. Una capa que haga que mis hombros sean libres de decir lo que piensan, que son más que el principio de los brazos y el final del cuello


Vestir mis manos con la ropa que se merecen


Amor adolescente de ese que eriza la piel. Con el que sueñas cada día. El que te dibuja una sonrisa de idiota en la cada de la que te sientes orgullosa. De ese que te hace confundir sueño y realidad, porque la realidad supera tus sueños. De ese que haga que todo va bien, que convierte el peor de tus problemas en una anécdota que terminas recordando entre risas tirados en las sábanas de una cama sin hacer


Capitán o teniente. Hombreras de lujo


"American Dream"
Llevar el sueño americano a tomar el sol y jugar con las olas de un mar salvaje


Dibujo o piel. Sentimiento de libertad que te acompaña a donde te lleva el viento. Sentimiento de pájaro migratorio


Modelo, princesa o bailarina. Sentirme la diosa del lugar con un vestido increíble que me hace pensar que no hay nada que no pueda tener.
Mirarlo colgado en mi armario y pensar en todas las locuras de noche que se esconden entre sus telas


Pantalones que dicen más de mi que mis propios labios. ¿Por qué ser como las demás? ¿Por qué llevar lo que los demás?


Sujetadores que no nacieron para vivir escondidos bajo camisas que envidian su belleza. ¿Cuando fue que lo interior es más bonito que lo que se muestra a los demás?


Longboard. Sí, quiero un longboard. Quiero sentir el aire en mi cara y el asfalto en mis rodillas. Quiero recorrer las calles de Madrid sobre una tabla vestida con sudadera y all star. Sentir que formo parte de eso, que nadie es más rápido que yo, que nadie me puede parar.


Un vestido que me recuerde días pasados. Días en los que era una niña que corría por los pasillos huyendo de monstruos imaginarios, y que me refugiaba detrás de mi madre. Siempre en el mismo sitio. Siempre en la misma posición. Siempre enredada entre hilos y agujas haciendo cosas que no sabía donde terminaban.


Aquatic video camera. Porque una fotografía puede ser increíble, llevarnos a otro mundo y hacernos soñar. Pero quiero pasar a la siguiente dimensión. Descubrir lo que una videocámara me esconde. Todas esos detalles que duermen esperando a que los descubra con toda su energía y movimiento



Y puestos a soñar, ¡soñar con los Jeffrey Campbell más increíbles que he visto jamás!