23 feb. 2012

Luces y sombras


Ocultarme entre las sombras de sueños sin cumplir. Esconderme de la luz que ciega mis deseos. Corro sin rumbo buscando mi lugar, tropezándome en el camino, cayendo al suelo y volviendo a levantar. Sigo buscando  esa señal, ese pepito grillo que me diga por donde avanzar, ese sentimiento que inunda el corazón y lo hace estallar. Que cuando se lo que quiero me siento bien. Pero ahora ya no. No me siento bien. No se lo que quiero. Me siento perdida, acusada por miradas traicioneras que esperan verme abandonar. Esos que dicen estar de tu lado, pero no es verdad. Solo esperan verte caer, desean ansiosos el momento el que te pongas al borde de un puente para empujarte al vacío, esos que te susurran al oído "vallamos al Viaducto, te invito a regenerarte con un vuelo". Tenéis que saber que en ese momento yo volaré y vosotros caeréis. Que no soy tan tonta, que las apariencias engañan. Que mi verdadero yo está dormido esperando el momento oportuno para salir. Que no me importa las veces que acabéis conmigo, o que lo intentéis. Que renazco de mis cenizas como el mítico pájaro rojo que vuela en mis sueños.