14 may. 2012

Dibujo tus lágrimas en mi pared con lápices de color


Palabras olvidadas y folios en blanco resultado del bloqueo automático de mis sentimientos. Los días pasan sin que nada cambie, sin que nada empeore pero tampoco puede mejorar, avanzar, volar, petrificada como una estatua de arena que espera ser borrada por el viento, visualizo mi próximo movimiento pero esta demasiado lejos. Son pocos los recuerdos cristalinos que quedan en mi memoria, desaparecen para convertirse en sombras borrosas de lo que un día creí ser, o de lo que creí que llegaría a ser. Esas frases que hace unos días habían recuperado todos sus significados posibles vuelven a perderlos entre las subidas y bajadas de la montaña rusa que ha anidado en lo más profundo de mi cabeza.