23 oct. 2012

Oggi



¿Qué harías si descubrieras que hoy es el último día de tu vida?
Apuesto que todo eso que nunca hiciste por respeto, moral, educación social o, en resumen, miedo.
Madrugarías como nunca antes, sacando lo máximo de cada segundo, de cada palabra, de cada persona, de cada momento, así, cuando acabe el día morirías con la sensación de que no te quedó nada por hacer, de que ese fue el mejor día de tu vida y que mereció la pena llegar tan lejos. Cerrarías los ojos sin tanta tristeza en el corazón, tranquilo, feliz, sin miedo...

Déjame decirte algo, hoy es el último día de tu vida. Aprovéchalo.