16 abr. 2012

cuatro millones sesenta mil ochocientos "



Solo dos meses para el cambio radical. Apenas cuarenta y siete comunes días para mi próximo salto al vacío. Menos de media docena de exámenes y un verano de sorpresas para que mi rutina se convierta en la aventura del año. Que siento vértigo cuando pienso en lo que me espera por vivir y me paso las noches en vela imaginando historias imposibles en países ajenos a mi lengua y a mis sueños. Facturar maletas de miedos para intercambiarlos por deseos nunca vistos. Volver siendo otra persona, menos miedosa y más salvaje, menos egoísta y más inesperada, menos yo y más mi sombra, menos enamoradiza y más inalcanzable, para que te sea más sencillo darte cuenta de que soy una especie en extinción que vuela a ciegas en un mundo sin red.