20 may. 2012

Devuelveme las horas de mi triste calendario


Noches de madrugada y días interminables para quitarme las telarañas de esos sueños perdidos entre papeles y cafeína, han llegado los días de desayunos con coca cola y cenas de caffè latte.
La noche lo hace todo más intenso y al mismo tiempo más borroso. El sueño se acumula bajo mis ojos y tu mientes diciendo que estoy preciosa. Maldito villano, algún día te devolveré tus dulces mentiras.