19 may. 2012

Nunca saber donde puedes terminar...



Pienso en lo que estoy a punto de hacer y me tiemblan las rodillas. Tanto por hacer en tan poco tiempo, todo tan diferente, todo tan nuevo, todo tan solitario, todo tan inquietante... Excitación, ilusión y miedo se mezclan dentro de mi como si fueran ron, ginebra y vodka en tu long island. Que como dice la canción dejarse llevar suena demasiado bien, y es eso lo que más me asusta, que suena demasiado bien, demasiado.
Necesito el valor para marcharme, el miedo a llegar lleva dentro de mí desde que decidí irme de aquí



... o empezar