11 jun. 2012

Empieza la cuenta atrás


Ahora sí, ya empieza mi libertad, tengo miedo de pestañear, no quiero perderme nada. Los mismos propósitos de siempre pero con nuevos horizontes, esta vez guardo lo mejor para el final, vamos a tomarlo como un ensayo general de lo que puede llegar a ser nuestro tiempo.
Lo que acaba vuelve a empezar y lo que empieza no acaba jamás, no se que va a pasar y no quiero saberlo, son muchas las ideas que corretean por mi cabeza y aún no he visto ninguna mala.
Quiero reír hasta llorar para llorar de alegría y dejar la tristeza olvidada en ese vieja maleta perdida en un aeropuerto que todos miran pero nada quiere.
Cierra los ojos, deja la mente en blanco, sueña despierto y vive volando, cuéntame cada uno de esos pequeños deseos de verano que saltan dentro de ti al compás de tus latidos, juro que los haré realidad con un beso, y si no lo consiguiera, tranquilo, que tenemos todo un año para no dejar de intentarlo, para no dejar de decirte lo mismo que tantas veces te he dicho, lo que tan poco me cuesta y tu nunca has oído.